NUESTRAS VIDAS EN LAS MANOS DE DIOS

Todo depende de dónde esten las cosas. Una raqueta de tenis en manos de Rafael Nadal es completamente diferente a la misma, en manos de cualquier otra persona. Una pelota de basquetball en manos de Michael Jordan, ha rendido en la vida de este atleta al ciento por uno y un palo de golf en manos de Tiger Woods, con certeza resultará en una jugada maestra.

Estas personas han alcanzado un éxito deportivo notable, relevante en el mundo donde vivimos aunque sin embargo, sin comparación a mi siguiente ejemplo:ARIELLE

¿Qué tal clavos? En manos de cualquier ser humano, servirán apenas para completar cualquier labor material, limitada. ¿Qué tal si esos clavos están en manos de Jesús?. La Crucificción ocurrió y como consecuencia, a través de ese Sacrificio Todosuficiente, con cada uno de esos clavos -dado mi ejemplo-, nuestro Salvador Jesucristo nos proporcionó en obediencia al Padre y en pago por nuestros pecados… una vida eterna y libre de toda atadura; redimiéndonos.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en El crea, no se pierda mas tenga vida eterna. – Juan 3:16

¿Y que tal nuestras vida en las manos de Dios? ¿Es posible desconfiar? ¿Es posible pensar que el Dios Todopoderoso, que nos ha amado con un amor perfecto nos fallará? De ninguna manera.

¿La vida? Un regalo de Dios. Una oportunidad única para vivir dando fruto, consecuente de nuestra permanencia en El ♥

Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. – Juan 15:4-5

¿Un lugar seguro? Las manos de Dios. Estar en Sus manos y saber nuestras vidas rendidas a El, es la mejor manera de comenzar a cualquier edad y en cualquier momento de nuestra vida. Nuestros planes a futuro y cada sueño, tendran sustento y confirmación a la luz de Su Palabra, manifestada en la Biblia.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s