EL TODO SUFICIENTE SACRIFICIO DE JESUCRISTO

ARIELLEDios eficazmente ha tratado con todos los pecados que una vez han sido cometidos (Heb. 9:11-12; 10:10-14). El Hijo de Dios es “el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29). Él no era solamente una persona muriendo en una cruz, pero el Hijo de Dios sin pecado que estaba dándose así mismo como el sacrificio más vivo y amoroso en obediencia al Padre.

Cuando Jesús murió en la cruz, todos nuestros pecados fueron atribuidos a Él. Ellos fueron cargados a Su cuenta. Dios trató a Cristo como si Él hubiera cometido esos pecados (2 Cor. 5:21; 1 Jn. 3:5; Rom. 4:25; 1 Pedro 2:22, 24).

El resultado de la muerte y posterior resurección de Cristo fue que todos esos pecados han sido pagados por completo y Dios no los sostiene contra nosotros, porque hemos confiado en Cristo como nuestro Salvador (Juan 3:16).

Eso no es todo; las demandas de la ley santa de Dios han sido totalmente cumplidas por Cristo en Su muerte y resurección, de una vez por todas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s