¿POR QUE LA IGLESIA PRESBITERIANA BAUTIZA INFANTES?

ARIELLEEste es gran parte de un audio transcrito, que responde a esta especial interrogante:

1. No bautizamos por una tradición heredada de la Iglesia Romana.

2.No creemos en que el bautismo, ni de adultos ni de infantes, pueda regenerar ni salvar a nadie.

Las bases Bíblicas de esta postura, descansan en la unidad del Pacto de Gracia cuyas promesas fueron hechas a Abraham y a su simiente que es Cristo.

“Ahora bien, a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente. No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Y a tu simiente, la cual es Cristo”. – Gálatas 3:16

Los herederos de la promesa pactual, fueron todos los decendientes de Abraham. Para ser partícipes de esa promesa todos tenían que ser circuncidados, poniendo esta marca requerida por Dios, sobre sus cuerpos. Tan importante era esto, que quien no llevara la marca de la circunsición, debería ser desarraigado de Su pueblo. Para Pablo, la misma promesa y bendición hecha a Abraham y a su decendencia, fue hecha a Cristo para alcanzar a todas las naciones.

La interpretación pactual reformada da por sentado que así como los niños estaban incluídos en la promesa pactual hecha a Abraham, siendo esa esencialmente la misma hecha a Cristo incluye a los hijos infantes de los creyentes. Y así como los primeros eran circuncidados como señal de la inclusión en el Pacto, los hijos de los creyentes en Cristo deben ser bautizados como la señal de inclusión en el Pacto ahora administrado por Cristo.

Luego de resucitado Cristo, mandó a sus apóstoles a hacer discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Y cuando el apóstol Pedro predica su primer mensaje el día de Pentecostés, dice :

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo, Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. – Hechos 2:38-39

Cualquier judío de su época, hubiera entendido este lenguaje como uno inclusivo en la nueva administración del Pacto de Gracia culminado y administrado por Cristo. Y, hay una señal de entrada, de inclusión y de pertenencia a Cristo y a su Iglesia y esa señal es el bautismo, que no salva ni a adultos creyentes, ni a infantes incapaces de creer pero que es la insignia de Cristo de que Dios bendecirá como parte de Su pueblo a los creyentes juntamente con sus hijos.

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=v2STgCv_qSg

Página web: http://www.jesuseslaverdad.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s