Libre del pasado

ARIELLEEscritora Invitada: María Cristina Guzmán

Es muy fácil pensar que Dios nos culpa por todos los errores que hemos cometido a lo largo de nuestras vidas. Yo creí que era así, y muchas veces sentí que a pesar de las buenas cosas que haga, no se borran los pecados que he cometido… entonces no tendría caso hacerlas. Vivía angustiada y dolida de no poder agradar totalmente a Dios, y pensar de esa manera hacía de mi una joven triste que hacía las cosas con miedo a ser juzgada.
Hasta que entendí una verdad que me liberó de esas culpas y de ese pasado, Dios olvido nuestros pecados y no se acordará nunca más de ellos; somos nosotras mismas las que recordamos constantemente todo lo malo que hemos cometido, y esa culpa se convierte en falsa, les explico porque: El Señor envió a su hijo Jesucristo a morir en una cruz para pagar por nuestros pecados, y no hay pecado alguno que hayamos cometido o podamos hacer en el futuro que el sacrificio de Cristo no pueda perdonar y cubrir. Pero cuando, conociendo esa verdad, todavía no me siento tranquila y sigo culpándome… no es Dios quien lo está haciendo, soy yo.

Hemos sido aceptadas como hijas del Rey, nos ha perdonado y declarado inocentes, y gracias a su hijo Jesucristo tenemos una nueva oportunidad. No hay condenación por lo que hicimos en el pasado, Dios es un Padre lleno de misericordia y amor. Es por su gracia que esos pecados de nuestro pasado pueden convertirse en verdaderos caminos a una mayor bendición.
No vivas estancada en el pasado, no hay pecado que Dios, tu Padre, no perdona. Confiesa tu pecado, reconoce que necesitas de Dios.
Ahora puedo entender que, recordar y mortificarme por los pecados que cometí es una forma de no confiar en Dios y de no creer que la sangre de Cristo tiene el poder de limpiar mi corazón manchado de pecados.
Recordemos que Dios  está caminando con nosotras. Por muy duro que sea el camino y por más que los recuerdos nos atormenten, ya no estamos solas.

“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas, he aquí que yo hago cosa nueva“
Isaías 43:18-19

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s