CUANDO TODOS SE CASAN, MENOS TU (Primera parte)

Estás en tus 20s y a medida que el tiempo pasa, ves como tus amigas se enamoran, se casan, tienen bebés, se convierten en mamas jóvenes y gracias a Facebook, sus vidas van “pareciendo perfectas”.ARIELLE

Entonces viene a ti la incertidumbre y el desánimo, porque aunque te alegres por tus amigas, piensas: “¿qué será de mí?”. Y a continuación, siguen pensamientos como:

  • Tal vez no exista nadie para mí.
  • Creo que Dios no quiere que me case, sino que le sirva siendo soltera.
  • Tal vez no merezco ser amada.
  • Como he pecado tanto y tengo un pasado tan pecaminoso, mi castigo tal vez sea no hallar a nadie.
  • Lo que pasa es que no soy lo suficientemente bonita como para que un hombre quiera casarse conmigo.
  • Solo atraigo a los chicos errados o a los que simplemente no me gustan.
  • Como yo no tengo dinero suficiente para arreglarme mejor, comprarme ropa más bonita, viajar o parecer más interesante, seguramente es por eso que no atraigo a nadie.
  • Tal vez yo deba tomar la iniciativa, invitar a salir a un chico y no esperar y esperar como hasta ahora…

Ante todo, refuerza tu relación y comunión íntima con Dios, que es quien te conoce perfectamente y sabe de tus miedos, de tus expectativas y de los anhelos más profundos de tu corazón pues la Palabra de Dios contiene la luz y la sabiduría para cualquier etapa de tu vida.

Considera esto:ARIELLE

1. Estar soltera no te hace menos valiosa: No estás “quedándote en la percha” porque te parezca que las chicas más lindas son las que se casan. El matrimonio es una decisión seria pero su concepto se ha deteriorado tanto en estos tiempos, que lo más reelevante se vuelve el anillo, la celebración de la boda, un vestido hermoso y bla, bla. Todas estas cosas son lindas y pueden ser parte pero no se trata de eso y verás con el tiempo que quienes han basado su decisión en cosas ilusiorias y superficiales, sufrirán mucho y tu… no desearás estar en sus zapatos. Con esto no quiero decir que les desees el mal o que menosprecies sus intensiones (pues solo Dios conoce y mira los corazones) pero que consideres a la luz de las Escrituras el verdadero significado del matrimonio.

2. Ora y aprende de amigas y amigos casados, porque si Dios lo permite, tu también estarás casada algún día y podrás considerar lo que has visto antes y tener un lindo grupo de amigos para compartir entre familias.

3. Ante todo, asegúrate de haber entregado tu vida a Dios de verdad y no solamente llevar un título de “Cristiana”. Vívelo y pide al Señor que te ayude a dar frutos. Espera y sigue caminando, en actividades que honren a Dios y evitando acompañarte de personas deshonestas y que no aman a Dios.

Algunos versículos:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. – 2 Corintios 5:17

Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. – Proverbios 31:30

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. – Mateo 6:31-33

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s