COMO DEJAR LA ADICCIÓN AL CELULAR: PRIMERA PARTE

91eebcbfbc53f6e15645794cbe099a72Ya en la biblioteca junto a mi hija y como de costumbre rumbo al área de cuentos infantiles, me detengo frente a un libro titulado “How to break up with your phone” y me pongo a pensar que si ya están escribiendo este tipo de libros, será por algo. Así que con mucha curiosidad, rápidamente agarro el librito, lo meto en la bolsa que traje para los libros y acelero el paso como si nada, de la mano de mi niña que dando pequeños saltos de entusiasmo me sigue sin notarlo (supongo, de todos modos, aún no sabe leer).

Dado que todas tenemos un teléfono celular y en la mayoría de los casos será imposible deshacernos de ellos, aquí va una serie de artículos con ideas para convivir con estos aparatos en armonía.

En esta primera parte, algunos datos interesantes:

  • Una investigación reciente, reveló que los estadounidenses revisan su celular aproximadamente 47 veces por día y quienes tienen entre 18 y 24 años, 82 veces.
  • En Estados Unidos, una persona pasa casi 4 horas en su celular, es decir, al menos 28 horas por semana, 112 horas cada mes o 56 días (de 24 horas) cada año.
  • Un 80% de estadounidenses han confirmado que tienen su teléfono celular a su lado durante todo el tiempo a lo largo del día y durante la noche.
  • Además, 5 de cada 10 estadounidenses, considera que “no puede vivir sin el celular”.

 

 

LA GRATITUD: EL CAMBIO MÁS IMPORTANTE QUE PUEDES HACER

gratitudYa hemos oído y visto sobre un sin número de formas para “cambiar” nuestras vidas: que si comes más sano, que si te rodeas de buenos amigos, que si haces ejercicio, que si te pones a estudiar algo que te interese, que si emprendes tu propio negocio, etc. Sin embargo, aunque todas estas cosas suenen bastante bien, existe algo que puede realmente ayudarnos a ver la vida con otros ojos y eso, es “la gratitud”.

Generalmente, casi pasa desapercibido el hecho de que podemos, en muchos casos, acercarnos a la cocina de nuestras casas o departamentos y encontrar algo que comer; y si tenemos sed, casi sin pensarlo, abrimos la llave de agua o agarramos una jarra con agua fresca para llenar el vaso… y la lista sigue, un millar de cosas a las que muchos en este mundo no tienen acceso y nosotros si.

  • En vez de llevar a cuestas el “si tan solo tuviera” o “si tan solo yo fuera”, tenemos una invitación a cambiar nuestra actitud en vez de esperar y esperar a que las circunstancias cambien.
  • La gratitud es tener una conciencia absoluta de los beneficios de la vida, ¿cómo podemos entender esto mejor? Solo Dios tiene el poder de ayudarnos a percibir y a apreciar hasta las cosas más pequeñas y de concedernos un corazón grato hacia El.
  • Un buen remedio para la ansiedad es sin duda, la gratitud pero ante todo, la oración.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Filipenses 4:6

EL SEXO DENTRO DEL MATRIMONIO (ENTRE UN HOMBRE Y UNA MUJER)

84d3ac1c58aa1e0acddcf434b204c6d9El sexo ha sido distorcionado por la sociedad mundial -y sin Cristo- tanto como se ha podido. Se ve como una actividad normal y a la vez anormal. Normal porque se lo ha sacado fuera del contexto en el que fue diseñado por Dios y “ahora” ya no es necesario, ni estar casados, ni ser hombre y mujer. Anormal, porque también se ha dañado tanto el término, el acto en sí y su significado.

Se podrían decir tantas cosas y repudiar profundamente todas las formas de distorción que existen, pero déjemos algo claro:

 

El sexo fue creado por Dios con un propósito y un significado santo para ser disfrutado dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer. Fuera del matrimonio y de cualquier otra forma, se llama “fornicación” y es abominable a los ojos de Dios.

Queremos compartir una alegoría interesante:

  • El sexo en el matrimonio es como el fuego en una chimenea: Sirve para calentar la casa, brinda un ambiente cálido, el fuego no se desborda y en una estufa o bajo un caldero sirve para cocinar alimentos, la lista es larga… Sin embargo, el sexo fuera del matrimonio es como el fuego fuera del “lugar seguro”, puede quemar y destruir sin control la casa entera, cientos de metros y hectáreas, destruye completamente.

 

CUANDO TODOS SE CASAN, MENOS TU (Segunda parte)

En el artículo anterior, te habíamos presentado algunos de los pensamientos que vienen a la mente de una jóven soltera en ocasiones. Ahora, mira por qué esas ideas no son verdad:d2a4ccfaa091f49c2328dd7273640612

  • “Tal vez no exista nadie para mí”.

Asegúrate de que no sigas soñando en encontrar al perfecto “principe azul” porque no existe. SI, tiene que desde luego atraerte pero no te creas las mentiras de Disney. Un hombre que ame a Dios y que se note, que sea trabajador y que tenga objetivos Bíblicos para su vida, es un muy buen prospecto aunque no tenga un carro del año, ojos verdes o una cuenta bancaria gordita. Hallar un compañero de vida no es cosa de todos los días, pero si tu le pides a Dios y sigues caminando de Su mano, puedes tener la certeza de que El te ayudará y hará lo mejor por ti, ¿sabes por qué? Porque El es lleno de misericordia y gracia. En este caminar… todo obrará para bien.

  • “Creo que Dios no quiere que me case, sino que le sirva siendo soltera”.

El “llamado” desde la soltería, es eso, un “llamado” (lee Pasión y Pureza de Elizabeth Elliot). Dios es Padre, es amoroso (entre tantos otros atributos) y quiere siervos felices… si tuvieras el llamado de servirle en la soltería, te sentirías feliz y decidida a no casarte nunca. Uno sirve a Dios con un corazón contento, no con un corazón lleno de rencor y desilusión contra los hombres o contra el matrimonio porque ya no tienes esperanza de encontrar a alguien o algo así. Si el anhelo de tu corazón es ser una esposa como dice la Biblia, anhelas algo santo, así que espera en El.

  • “Tal vez no merezco ser amada”.

Eso no es cierto y ya te imaginarás de quien vienen esas ideas.

  • “Como he pecado tanto y tengo un pasado tan pecaminoso, mi castigo tal vez sea no hallar a nadie”.

En Cristo, eres una nueva criatura si le has entregado tu vida, te has arrepentido y apartado del pecado. Jesucristo, el Hijo de Dios, vino a este mundo a redimirnos de las ataduras del pecado. A través de El hemos sido perdonados ante Dios y somos nuevas criaturas en El (como dice la canción: “La ofrenda que a Dios agrada, es un espíritu humilde, un corazón quebrantado, Dios no despreciará… Aleluya”).

El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.  – Proverbios 28:13

  • “Lo que pasa es que no soy lo suficientemente bonita como para que un hombre quiera casarse conmigo”.

Pobres los hombres que se casan con las chicas bonitas solo porque son bonitas, pobres hogares, pobres hijos, pobres vidas. No te engañes. Arreglate con buen gusto (no necesitas mucho dinero para eso), ten un look fresco, limpio, se amable, la vida de una mujer que espera en Dios tiene un brillo y una gracia muy especial (OJO: Imposible de percibir para hombres incrédulos, así que no te sorprendas).

coffee_book_page_mug_heart_hd-wallpaper-82024

Como diría mi abuelita “Para todo roto, hay un descocido” y como diría yo, “No hay mujer fea, solo bellezas diferentes” (eso ya lo dijo alguien mas, creo).

  • “Solo atraigo a los chicos errados o a los que simplemente no me gustan”.

No los trates con desprecio, no juegues con sus sentimientos ni te aproveches de que les gustas. Se firme, no les des “falsas esperanzas”. Revisa tu vida y mira si estás frecuentando lugares errados, personas erradas, si te estás vistiendo o actuando de modo que estes atrayendo a los “errados”.

  • “Como yo no tengo dinero suficiente para arreglarme mejor, comprarme ropa más bonita, viajar o parecer más interesante, seguramente es por eso que no atraigo a nadie”.

Eso tampoco es cierto, uno puede ser interesante, divertida y linda, sin mucha cosa. Te sorprenderías si vieras que a la mayoría de los hombres, les atraen más las chicas tranquilas y sencillas, que las fashionistas.

  • “Tal vez yo deba tomar la iniciativa, invitar a salir a un chico y no esperar y esperar como hasta ahora…”

No lo hagas, por favor. Ni se ve bien, ni está bien. No hagas caso cuando te digan que “piensas como en el siglo pasado”. Los caballeros a la antigua todavía existen y aunque suene exagerado, las cosas, los recuerdos, las acciones y vivencias de un lindo matrimonio, comienzan desde EL COMIENZO.

Quiero finalizar con lo que mi mamá siempre me recuerda: “Quien espera en el Señor no será defraudado”.

CUANDO TODOS SE CASAN, MENOS TU (Primera parte)

Estás en tus 20s y a medida que el tiempo pasa, ves como tus amigas se enamoran, se casan, tienen bebés, se convierten en mamas jóvenes y gracias a Facebook, sus vidas van “pareciendo perfectas”.ARIELLE

Entonces viene a ti la incertidumbre y el desánimo, porque aunque te alegres por tus amigas, piensas: “¿qué será de mí?”. Y a continuación, siguen pensamientos como:

  • Tal vez no exista nadie para mí.
  • Creo que Dios no quiere que me case, sino que le sirva siendo soltera.
  • Tal vez no merezco ser amada.
  • Como he pecado tanto y tengo un pasado tan pecaminoso, mi castigo tal vez sea no hallar a nadie.
  • Lo que pasa es que no soy lo suficientemente bonita como para que un hombre quiera casarse conmigo.
  • Solo atraigo a los chicos errados o a los que simplemente no me gustan.
  • Como yo no tengo dinero suficiente para arreglarme mejor, comprarme ropa más bonita, viajar o parecer más interesante, seguramente es por eso que no atraigo a nadie.
  • Tal vez yo deba tomar la iniciativa, invitar a salir a un chico y no esperar y esperar como hasta ahora…

Ante todo, refuerza tu relación y comunión íntima con Dios, que es quien te conoce perfectamente y sabe de tus miedos, de tus expectativas y de los anhelos más profundos de tu corazón pues la Palabra de Dios contiene la luz y la sabiduría para cualquier etapa de tu vida.

Considera esto:ARIELLE

1. Estar soltera no te hace menos valiosa: No estás “quedándote en la percha” porque te parezca que las chicas más lindas son las que se casan. El matrimonio es una decisión seria pero su concepto se ha deteriorado tanto en estos tiempos, que lo más reelevante se vuelve el anillo, la celebración de la boda, un vestido hermoso y bla, bla. Todas estas cosas son lindas y pueden ser parte pero no se trata de eso y verás con el tiempo que quienes han basado su decisión en cosas ilusiorias y superficiales, sufrirán mucho y tu… no desearás estar en sus zapatos. Con esto no quiero decir que les desees el mal o que menosprecies sus intensiones (pues solo Dios conoce y mira los corazones) pero que consideres a la luz de las Escrituras el verdadero significado del matrimonio.

2. Ora y aprende de amigas y amigos casados, porque si Dios lo permite, tu también estarás casada algún día y podrás considerar lo que has visto antes y tener un lindo grupo de amigos para compartir entre familias.

3. Ante todo, asegúrate de haber entregado tu vida a Dios de verdad y no solamente llevar un título de “Cristiana”. Vívelo y pide al Señor que te ayude a dar frutos. Espera y sigue caminando, en actividades que honren a Dios y evitando acompañarte de personas deshonestas y que no aman a Dios.

Algunos versículos:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. – 2 Corintios 5:17

Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. – Proverbios 31:30

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. – Mateo 6:31-33

EL DESAFIO DE AMAR A LOS DEMAS

DARIELLEAmar a otros es realmente algo muy dificil porque tendemos a hacer el bien y a amar solamente a quienes nos simpatizan o a las personas que nos quieran. Amar y servir a las personas que son dificiles de amar es todo un desafío pero es un mandamiento de Dios. La buena noticia es que en Cristo tenemos la fuerza para hacerlo y en El tenemos el consuelo y un corazón nuevo.

He aquí un pequeño fragmento sobre esto, tomado del libro cristiano “El Matrimonio Sagrado” de Gary Thomas (disponible de forma gratuita en PDF):

Cuando amamos bien, agradamos a Dios. Por medio de amar a los demás, traemos mucho placer a nuestro Padre. Pero el amor Cristiano se demuestra en amar aun a los más difíciles de amar. Jesús dijo que cuando tenemos un banquete que no invitemos a nuestros amigos, para que también nos inviten, sino que invitemos a los cojos, los paralíticos, los pobres, y los ciegos—aquellos que no te pueden compensar con una invitación suya (Lucas 14). Esto es lo difícil acerca del llamado de Jesús a amar a otros. A cierto nivel, es fácil amar a Dios, porque Dios no huele, no tiene mal olor de la boca. Dios no paga la bondad con la maldad. Dios no nos denigra con comentarios feos. En este sentido, amar a Dios es “fácil.” Pero Jesús nos desafió en suma manera cuando ligó nuestro amor para con Dios con nuestro amor para con los demás.

8 HERMOSOS VERSICULOS DE LA BIBLIA PARA TU MATRIMONIO

La Biblia entera, siendo esta la Palabra de Dios revelada, es (desde la primera página, hasta la última) una guía completa para nuestras vidas. Ciertamente es lámpara a nuestros pies y fuente de toda sabiduría.

ARIELLEConsiderando esto, te traemos 8 versículos especiales para considerar en tu vida matrimonial:

– “Bueno es alabarte, oh Jehová, y cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo; anunciar por la mañana tu misericordia, y tu fidelidad cada noche. En el decacordio y en el salterio, en tono suave con el arpa”. – Salmos 92:1-3

– “Te amo, oh Jehová, fortaleza mía. Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio”. – Salmos 18:1-2

– “Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo”. – Efesios 4:26-32

– “Jehová es mi pastor; nada me faltará”. – Salmos 23:1

– “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros”. – Efesios 3:20

–  “Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, y a la inteligencia llama parienta”. – Proverbios 7:4

– “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad”. – 1 Corintios 13: 4-6

ARIELLE1

– “Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal, todos los días de su vida. Busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader; trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche y da comida a su familia y ración a sus criadas. Considera la heredad, y la compra, y planta viña del fruto de sus manos. Ciñe de fuerza sus lomos, y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, y sus manos a la rueca. Alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso. No tiene temor de la nieve por su familia, porque toda su familia está vestida de ropas dobles. Ella se hace tapices; de lino fino y púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas, cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Hace telas, y vende, y da cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura; y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; mas tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Dadle del fruto de sus manos, y alábenla en las puertas sus hechos.” – Proverbios 31:10-31

COMO ENCONTRAR AL AMOR DE TU VIDA

Considerando que este es un tema muy amplio, desde Revista BELLE, quisiera compartir un par de ideas ♥, que podrían ser un poco más que útiles para ti.ARIELLE

1) ¿Está tu vida consagrada a Dios? Esto es lo más importante de todo, porque si no es así, nada de lo que leerás a continuación tendrá sentido. Si caminas con el Señor, su Palabra se torna tu guía para pensar y actuar.

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. – Salmos 119:105

Partiendo de ello, comprenderás que:

2)  Orar constantemente, hace una gran diferencia. Sobre todo porque sabrás que puedes aferrarte con toda confianza a un Dios completamente Soberano y que tener una comunión diaria con El es lo mejor que podrías hacer, entregando a Dios tus anhelos, peticiones, ansiedades, poniendo a sus pies tus cargas y ante todo, buscando Su voluntad.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”. – Filipenses 4:6-7

3)  Tu vida cotidiana: ¿En qué tipo de actividades estás involucrada? Si eres una joven que está en la universidad o trabajando, asegúrate de que en tu vida, haya un buen espacio para las actividades de tu Iglesia local y en tanto te sea posible, de ministerios  que te permitan crecer y ayudar a otros, utilizando los talentos ♥ que seguramente tienes, para el Señor.

ARIELLE

Reflexiona sobre tus amistades y sobre los lugares que frecuentas. No es fácil hallar buenos amigos, así que toma en cuenta que si no haces algo respecto al tipo de amigos o amigas que hoy tienes (si es que vez que no son una buena companía para ti), tampoco esperes que surja de ese entorno, un hombre que tenga valores cristianos y una vida que honre a Dios. Las fiestas, discotecas o reuniones que, desde luego sabes que no te ofrecerán un ambiente de edificación, valdrá la pena que descartes. Dale un giro a tu vida con la ayuda de Dios y pídele que te permita forjar buenas amistades y encontrar entornos sanos.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” – Mateo 6:33

4) ¿En qué etapa de tu vida estás? Porque si estás leyendo esto y tienes menos de 18 años y anhelas encontrar al amor de tu vida, te diré que todavía, es muy probable que no sea el tiempo adecuado. Recuerda que Dios, lo ha hecho todo hermoso pero, en su tiempo. El tiempo de Dios es perfecto y en tanto caminemos y permanezcamos en El, tu vida dará buen fruto y podrás tener la certeza de que, a su momento, el Señor te mostrará Su voluntad para esta parte de tu vida.

“Todo lo hizo hermoso en su tiempo”. – Eclesiastés 3:11

ARIELLE

La soltería no es mala, por el contrario, es un buen tiempo y si la utilizas bien, puede ser, no solamente divertida, sino productiva. El escritor Kevin Leman, dijo una vez que: “Las cosas que Dios nos pide que hagamos cuando estamos solteros son precisamente las que construirán en nosotros las cualidades de carácter que necesitaremos como cónyuges”.

Por otra parte, ♥ si miras que este sería ya un buen tiempo en tu vida para pensar en una relación que te permita considerar el matrimonio, continúa caminando de la mano de Dios con fe, confiando en que El tiene el tiempo perfecto para tu vida y conoce los anhelos de tu corazón.

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer”. – Juan 15:5

5) Enviar las señales adecuadas: Tomando en cuenta que son los hombres quienes por naturaleza han de tomar la inciativa, es bueno que una joven pueda no solamente tener una apariencia bonita, sino modesta (consulta el término, es muy interesante). La belleza física es relativa y lo que realmente querrás, es un hombre que te ame por tu corazón y que vea en ti, algo más, que un lindo rostro. Si lo que una joven muestra es su cuerpo o le da más espacio a cultivar su apariencia física, está enviando las señales incorrectas, si lo que quiere es un hombre que la quiera ♥ con una actitud sincera y que haya consagrado su vida a Dios (no hay nada que valga más la pena). Un hombre que ama a Dios, sabrá perfectamente que hallar una buena mujer no es fácil y que tendrá que buscar mucho más que una cara bonita.

ARIELLE

Es muy fácil atraer miradas, cualquier mujer puede lograrlo, pero no se trata de eso. Con la frase “envía las señales adecuadas”, no pretendo que intentes desesperadamente ponerte en la mira del joven que “te gusta”, sino que confíes, en que ese joven, donde quiera que esté, Dios lo tendrá para ti y sabrá encontrarte.

“Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”. – Proverbios 31:30

Hay un versículo Bíblico muy interesante, que así mismo, dentro de su contexto, puede inspirarte mucho y en el que puedes meditar:

“Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios”. – 1 Pedro 3:3-4

En conclusión, vive tu vida como una hija de Dios, aprende lo que la Biblia dice sobre el verdadero “amor” y con eso, también tendrás una visión realista. No existen los principes azules, ni tampoco existe el hombre perfecto, pero lo que si existen, son hombres y mujeres, que esperan en Dios, que lo aman y que cada día se aferran a El y caminan por fé.

Acercándote a Dios, tu también aprenderás a valorar lo que realmente vale y el camino ♥ por donde debes ir. Como dice mi madre: “No hay defraudados, en el Reino de Dios”.

Escrito con amor por: Daniela

¿QUÉ TAL SI DIOS DISEÑÓ EL MATRIMONIO MÁS PARA HACERNOS SANTOS QUE PARA HACERNOS FELICES?

1Es el título del libro de Gary Thomas, que se refiere con precisión, a muchos aspectos del matrimonio desde una perspectiva Bíblica. He aquí, un par de fragmentos de este valioso libro que también es posible encontrarlo en PDF:

– Es importante recordar que el concepto del “amor romántico” que es tan celebrado en los medios populares, era casi desconocido en la antigüedad. Hubo excepciones, pero el concepto de que el matrimonio debe involucrar la pasión y emoción y realización personal se desarrolló relativamente reciente en la historia humana, llegando a ser popular alrededor del fin del siglo 11.
Esto no es para decir que el romance en sí está mal o que el deseo por más romance es necesariamente malo; los buenos matrimonios trabajan fuerte para preservar un sentido de romance. Pero la idea de que un matrimonio puede sobrevivir con solo romance, o que los sentimientos románticos son más importantes que cualquier otro factor en cuanto a escoger a una pareja, ha hecho naufragar muchos barcos matrimoniales.

– En su ensayo acerca del matrimonio, Katherine Anne Porter explora los altibajos del  matrimonio, y hace las siguientes observaciones acerca del la joven recién casada (…): El amor romántico no tiene nada de elasticidad. Jamás puede ser estirado; simplemente se rompe. El amor maduro, el tipo exigido por buen matrimonio, tiene que estirarse, dado que en la condición humana todos llevamos emociones contradictorias. “Su odio es tan real como su amor,” explica Porter. Esta es la realidad del corazón humano, es inevitable cuando dos personas pecaminosas se comprometen a vivir juntos, con todos sus defectos, por el resto de la vida.

– El matrimonio nos recuerda de la realidad diaria de vivir como seres humanos pecaminosos en un mundo radicalmente quebrantado. Queremos amar pero frecuentemente terminamos por odiar. Una perspectiva madura y sensible espiritualmente tiene que ser construida sobre el fundamento del amor maduro en lugar del romanticismo. Pero de inmediato esto nos pone en contra de la cultura.

– En su obra clásica The Screwtape Letters, C.S. Lewis satíricamente ridiculiza la obsesión con el romanticismo de nuestra cultura. El demonio Screwtape jacta así: “Los humanos que no tienen el don de la abstinencia pueden ser desviados de buscar el matrimonio como la solución porque no se encuentran ‘enamorados’ y, gracias a nosotros, la idea de casarse con cualquier otro motivo les parece
baja y cínica.”

ARIELLE

– Nosotros casados nos damos cuenta que después de algún tiempo la relación matrimonial se siente sin chispa. Las parejas responden en diferentes maneras. Muchos romperán su relación e intentarán recrear el romance apasionado con otro. Otras se irán por abajo en un especie de guerrilla matrimonial, una lucha pasiva-agresiva en la cual cada uno echa la culpa al otro por su insatisfacción o
la falta de emoción. Algunas parejas deciden meramente cohabitar. Aun otros quizá optan a buscar un significado más profundo, una verdad espiritual escondida en la situación de intimidad forzada.

– Podemos huir de los desafíos del matrimonio o podemos admitir que cada matrimonio nos presenta estos desafíos, y enfrentarlos directamente. Si encontramos que las mismas dificultades desafían cada matrimonio, podemos deducir que Dios diseñó un propósito en este desafío que trasciende algo tan ilusorio como la felicidad.

Libro gratuito en PDF: http://www.ibi-uruguay.com/wp-content/uploads/2010/10/Gary_Thomas-Matrimonio_Sagrado.pdf

CONSEJOS PARA APRENDER A ESCUCHAR Y MEJORAR LA COMUNICACION

ArielleEscuchar es algo necesario dentro de cualquier relación: en familia, entre  amigos o en pareja. Sin duda, el saber escuchar también se vuelve una virtud muy valiosa.

He aquí  un par de consejos que te pueden ayudar para cultivar este don y mejorar así, tus relaciones:

– Presta atención cuando la persona te esté hablando.

– Escucha con entendimiento y buena voluntad.

– Al final, si lo precisas, haz preguntas aclaratorias para evitar mal interpretaciones, como por ejemplo:

¿Qué quieres decir con…?

¿Me estás diciendo que…?

– Enfócate en lo que la persona te esté diciendo (contenido) y no en la manera en la que te lo está diciendo.

Es vital, sin embargo, que si por el contrario eres tú quien está hablando, cuides tu tono de voz y hayas pensado antes, en lo que vas a decir, así como, el modo y el tiempo en el que abordes determinado tema. Recuerda que no todo lo que sientes, tiene que ser expresado y asegúrate de que la persona con quien estés conversando haya entendido lo que has querido decirle. Para finalizar, recuerda hablar con amor y con el propósito de edificar.